ABBA, sabroso pop que se adueñó del mundo (I)

La creación de esta agrupación tan exitosa, a pesar de venir de un país que no es angloparlante, cosa que lo hace más meritorio, se fue dando a través de una serie de casualidades inexplicables en el medio artístico musical de Suecia. Cada uno de sus integrantes inició por un camino muy distinto a finales de los sesenta y la convergencia llegaría hasta 1970. Göran Bror “Benny” Anderson, músico y productor sueco, nació en 1946; a los 18 años comenzó su carrera musical como miembro de la banda The Hep Stars que hacía covers de éxitos internacionales, pero eran tan buenos que fueron conocidos como los Beatles suecos; Benny tocaba el teclado y cantaba y eventualmente se convirtió en compositor y tuvo algunos éxitos locales al final de esa década. Björn Ulvaeus, músico, productor, compositor y empresario sueco, nacido en 1945; también desde muy joven comenzó a desarrollarse en el ámbito musical local, como guitarrista y vocalista de la banda the Hootenanny Singers, dedicados al género folk y skiffle, pero con cierto éxito y reconocimiento. En algunas ocasiones en sus diversas giras coincidían estas dos bandas, por lo que este par de grandes se conocieron. En 1966, Björn y Benny decidieron componer una canción juntos, “Isn’t Easy to Say”, que sería grabada por the Hep Stars de Benny, pero esta colaboración atrajo la atención del manager de la banda de Björn y fue él quien los impulsó a seguir colaborando para escribir más canciones juntos. Ocasionalmente Benny y Björn tocaban en la banda del otro, cubriendo a algún ausente, por lo que se acercaron aún más musicalmente; fue en 1969 cuando una composición en conjunto alcanzó el éxito. La canción “Sweet Sixties”, grabada por Brita Borg. Le siguió el hit: “Fiddler”, grabado por the Hep Stars.En 1969 uno de los caminos al éxito era ganar un concurso europeo llamado Eurovision Song Contest, y para elegir quien representaría a Suecia en ese concurso se realizaba el Melodifestivalen, ese año Benny entró con una canción compuesta por él; la canción empató en el primer lugar pero por decisión de los jueces se le dio el segundo lugar, por lo que no pudo darse a conocer aún; sin embargo en ese festival conoció a su futura esposa, Anni-Frid.
Anni-Frid Lyngstad, cantante noruega nacida en 1945, comenzó su carrera musical a los 13 años en diversas bandas de música bailable, pero se dedicó más al jazz. Agnetta Fälstkog, cantante sueca nacida en 1950, participó muy joven como vocalista de una banda local y fue descubierta por el productor Karl Lundkvist, quien a los 18 años la llevó a tener un disco número uno en las listas suecas y con todas las canciones compuestas por ella, cosa rara en la industria. En una grabación de TV conoció a Björn Ulvaeus y comenzó a trabajar con él en el estudio. Fue elegida como María Magdalena para la obra Jesus Christ Superstar con gran éxito. Ese mismo año, por un lado, Benny y Anni-Frid y por el otro Bjórn y Agnetta, comenzaron a trabajar todos juntos, pues las bandas de los dos primeros comenzaban a desmoronarse. Al principio los hombres llevaban las voces principales y las mujeres los coros, con ambos como compositores. En abril de 1970, en un viaje a Chipre, comenzaron a cantar por diversión en la playa, y eso se convirtió sin quererlo en un impresionante concierto ante las fuerzas de paz de la ONU; el cuarteto ABBA, sin llamarse así aún, comenzaba a descubrir su gran talento en conjunto. Continuará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *